Adáptense ya, sean inteligentes

Imagínense, una calurosa mañana de mayo en Cantabria, algo extraño pero posible; sala de prensa del Gobierno de Cantabria en la calle Peña Herbosa de Santander; cuatro hombres: Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria, Ángel Pazos, rector de la Universidad de Cantabria, Federico Gutiérrez Solana, director del Centro Internacional Santander Emprendimiento, y Francisco Calatayud, un joven emprendedor ganador del programa YUZZ el pasado año. Frente a un plantel del periodistas y un grupo de estudiantes de la Universidad Europea del Atlántico, nosotros. Como si en un duelo de una película del oeste estuvieran, frente a frente, cada uno con sus armas. Seguir leyendo “Adáptense ya, sean inteligentes”

Anuncios

Yo, me, mi, conmigo.

Define Google el concepto de mapa mental como un diagrama usado para representar las palabras, ideas, tareas y dibujos u otros conceptos ligados y dispuestos radialmente alrededor de una palabra clave o de una idea central. En este caso la idea central de este mapa es un servidor conocido como Adrián Marcos.
Seguir leyendo “Yo, me, mi, conmigo.”

Sindicación de contenidos, el método que emocionó a Spielberg.

Es prácticamente imposible cuantificar el número de blogs que existen en la red, en esa ‘blogosfera’ que a tantos hoy atrae, ya seas reputado director de cine o estudiante de periodismo, por su capacidad informativa y divulgativa, por esa facilidad para encontrar un gran número de contenidos de interés. Hablamos de una facilidad relativa entre tantas paginas, muchas de ellas inútiles. Lo que si que se nos permite desde hace tiempo ya es seleccionar un conjunto de páginas entorno al mismo tema o a los mismos intereses y discriminarlo del resto, positivamente, para recibir novedades, de esas páginas cuando estas se actualizan. Lo llamamos sindicación de contenidos, o redifusión web. Seguir leyendo “Sindicación de contenidos, el método que emocionó a Spielberg.”

Interactividad, divino tesoro

“Al principio todo era oscuridad” Así comienza la Biblia, el libro más famoso del mundo. Todo era oscuridad y todo era silencio, y ya después llegaron los animales, y el hombre y la mujer, según la Creación, según la ciencia, evolucionamos del mono. Pues ya cuando éramos monos nos comunicábamos entre nosotros, existía una interacción, de esa interacción llega la necesidad de mantenerlo en el tiempo y surge la escritura, y de la escritura y la necesidad de información, los periódicos. Tras dejar huella de lo que se escribe en palabras, llega la necesidad de mantenerlo en imágenes y llega la fotografía, y mantener y transmitir la propia voz, y llega la radio. Y si unimos imagen y sonido, la televisión.
Seguir leyendo “Interactividad, divino tesoro”